top of page

Las 3Cs - ¡A tejer!, una magnífica campaña para explicar los retos de la propiedad cultural intelectual

Desde hace más de 25 años me he dedicado a la implementación de la Convención de la UNESCO en Patrimonio Cultural Inmaterial en poblaciones indígenas. Durante este periodo, se han develado muchas inconsistencias en los derechos culturales de los creadores, artesanos y portadores de tradición.


Las leyes han tratado de alcanzar una realidad que cada vez es más frecuente: Los creadores indígenas han reducido la producción de artesanías de uso propio y se han preparado para la venta a diversos públicos. El Arte Popular se ha convertido en un motor económico que da sustento a muchas familias. Sin embargo, también se han encontrado vicios en la fabricación industrial y en los derechos culturales de los portadores de tradiciones que han llevado a una mala práctica en el uso de las obras de Arte Popular, donde no se cuentan con los permisos de los portadores, donde no se les da una retribución clara y justa y donde no se les menciona como los creadores de las obras.


Durante todo este periodo, he buscado soluciones, que puedan preparar a los creadores y que puedan concientizar a los compradores en la importancia de cumplir con las mínimas buenas prácticas para lograr que el Patrimonio siga siendo viable y que se trabaje en condiciones justas.


En esa búsqueda fue que conocí a Monica Boța-Moisin y su cruzada para proponer mejores condiciones a los artesanos y lograr mercados más justos y equilibrados. Ella presentó la campaña de las 3Cs - Consentimiento. Crédito. Compensación - y descubrí que era la forma más sencilla de explicarle a todos los actores involucrados en la producción y venta de artesanías de la importancia de siempre procurar el Consentimiento, el Crédito y la Compensación.


He presentado esta iniciativa tanto a creadores indígenas como a grandes empresas y todos han encontrado una luz para poder protegerse a la vez de lograr mayor visibilización, mejor difusión y por tanto revitalizar su arte, a la vez de transmitirlo a las nuevas generaciones. Considero que las 3Cs son la forma más viable de comprender los límites del mercado y empoderar a los artesanos tradicionales. Ha sido una gran revelación y una magnífica herramienta de trabajo.


Muchas gracias a Cultural Intellectual Property Rights Initiative® por defender los derechos culturales y promover las buenas prácticas en la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.


Salomón Bazbaz Lapidus

Especialista en Patrimonio Cultural Inmaterial

México



41 views0 comments

Comments


bottom of page